Quintana Roo endurece concesión de permisos para aplicaciones de hospedaje

La regularización de Airbnb fue sólo la punta del iceberg para que se empezara a debatir el tema de las aplicaciones de hospedaje que ofertan servicios en Quintana Roo.

En la entidad operan otras plataformas, como HomeAway, Wimdu, Flipkey y Housertrip, todas similares a Airbnb, pero que se busca se regulen lo antes posible.

Esta plataforma es aprovechada por arrendadores de cuartos, casas y departamentos en Quintana Roo, quienes dan de alta una sola habitación en Airbnb, para estar en regla, pero el resto de la casa es dado de alta en otra de las plataformas, para evitar pagar impuestos.

Este modus operandi afecta la recaudación de impuestos

Este tipo de aplicaciones son conocidas por turistas internacionales, pues varias tienen más antigüedad que incluso Airbnb, pero son desconocidas para autoridades mexicanas, lo que ha permitido que los caseros saquen hasta 25 mil pesos al mes, en una propiedad que en renta común solo puede adquirir entre seis mil y ocho mil pesos.

Más información de economía en el sitio de Angel Mieres Zimmerman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *